Lo bueno de vivir en un puticlub donde hay chicas residentes es que uno puede disfrutar de la vida cotidiana que viven las chicas. Es su casa y viven como en un internado. Es mejor que verlas follar con los clientes o ver sus shows eroticos de por la noche.

Siempre voy con la cámara en mano y las grabo comiendo o cuando se levantan pero lo mejor, el momento que más me gusta es colarme en el cuarto de baño y verlas como se asean. Mmmm, la de conejitos mojados que he visto.

Hoy he dado un paso más. Han venido dos transexuales nuevas y las he visto que se metían con Anabelén, la unica travesti que había hasta ahora en el club. He abierto la puerta cuidaodamente y la escena que me he encontrado ha superado en exceso cualquiera de mis expectativas.

¡Estaban las tres desnudas haciendo el trenecito a modo de cachondeo!…Que gustazo ver cómo una a la otra se iban lavando la pollita que tenían.

 

DESCARGAR VÍDEO COMPLETO

 
 

  • Términos de busqueda relacionados: